Domingo :: 30 / 04 / 2017

Además COMPRAS | CURSOS | MIRÍADA X | REGISTRO | MAPA DEL SITIO

Bibliotecas Iberoamericanas


Bibliotecas Iberoamericanas

La Asociación de Estados Iberoamericanos para el Desarrollo de las Bibliotecas Nacionales de Iberoamérica (ABINIA) se fundó en 1989 con la misión de recopilar y mantener información actualizada y retrospectiva sobre las Bibliotecas Nacionales Iberoamericanas. Participan en este organismo las principales bibliotecas nacionales de los países iberoamericanos. Para que las conozcas mejor a continuación te describimos a buena parte de ellas.

  • La Biblioteca Nacional de la República Argentina remonta sus orígenes a 1810, momento en que Argentina obtuvo la independencia de los españoles. Tras la guerra los dirigentes argentinos pensaron que el cambio social pasaba por la educación y la cultura. Posee un extenso catálogo de obras de los que se pueden mencionar 21 incunables, destacándose entre ellos "Cuestiones de Potencia Dei" de Santo Tomás, impreso en Venecia en 1476, y un ejemplar de La Divina Comedia de Dante Alighieri, impreso en 1484 también en Venecia. Además alberga numerosas ediciones de El Quijote, destacándose la de Bruselas del año 1607, ediciones príncipes del Facundo y Martín Fierro, y numerosas obras argentinas fundamentales.
  • La Biblioteca Nacional de Brasil, con más de ocho millones de archivos y documentos es la más grande de Latinoamérica. Se encuentra en Río de Janeiro y fue fundada en 1810 bajo del nombre de Real Biblioteca. Su creó tras la necesidad de preservar el amplio patrimonio bibliográfico portugués, pues unos años antes, un terremoto en Lisboa (Portugal) destruyó gran parte de los edificios y uno de los más afectados fue la biblioteca. Tras este hecho se decidió trasladar los fondos a Río de Janeiro.
  • La Biblioteca Nacional de Bolivia creada durante principios del siglo XIX por militares del Ejército de liberación en una forma de reconocer la importancia de la cultura para el progreso de su pueblo, así como la profundización de la libertad.
  • La Biblioteca Nacional de Chile es una de las más antiguas de América Latina y tiene sus orígenes en 1813. Alberga obras históricas, científicas y religiosas como: La Araucana de Alonso de Ercilla; Fábulas de Esopo; Historia Natural de Bufón; Política Indiana de Solórzano; Física Experimental del abate Mollet; Epístolas de Cicerón; y Memorias de Federico el Grande.
  • La Biblioteca Nacional de Colombia posee el honor de ser la más antigua de su género en América. En sus comienzos sus fondos procedían a la congregación jesuita. Con el paso del tiempo sus estanterías se fueron ampliando y en la actualidad su archivos guardan tesoros bibliográficos únicos, desde incunables que datan de mediados del siglo XV hasta modernas caricaturas y dibujos.
  • La Biblioteca Nacional Miguel Obregón Lizano de Costa Rica se ocupa de recopilar, organizar, conservar y diseminar el patrimonio documental de la nación. Ofrece un archivo documental, obras de referencia, documentos audiovisuales y una mapoteca donde el usuario puede consultar la colección de mapas antiguos, nacionales universales y globos terráqueos.
  • La Biblioteca Nacional de Ecuador tiene como misión recopilar, preservar y difundir los diferentes materiales impresos y sobre otros soportes para satisfacer los requerimientos de información de la comunidad. Cuenta con un fondo bibliográfico de 18.000 títulos, además de secciones especializadas: inglés, sala infantil.
  • La Biblioteca Nacional Francisco Gavidia de El Salvador contribuye al fortalecimiento de la identidad cultural: recopilando, organizando, conservando y difundiendo el patrimonio bibliográfico de la Nación, para que sirva como medio informativo e investigador. En la actualidad posee obras que pertenecieron al cardenal Lambruschini compuesta por más de 6.000 libros publicados desde 1500 hasta 1800, en francés, italiano, español y latín.
  • La Biblioteca Nacional de Guatemala tiene la misión de preservar y conservar en su interior representaciones de códigos mayas, realizados por Antonio Tejada Fonseca, Guillermo Grajeda Mena y José Antonio Oliviero.
  • La Biblioteca Nacional de México salvaguarda la memoria bibliográfica de México, de hecho su fondo reservado es el más importante del país. Entre sus fondos se encuentran más de un millón de libros y documentos. Además de las salas de consulta podemos visitar otros servicios como el de Bibliografía, Fonoteca, Materiales didácticos, Mapoteca, Tiflológico, Iconoteca y Videoteca.
  • La Biblioteca Nacional Rubén Darío de Nicaragua se creó en 1880 y lleva el nombre del poeta nicaragüense, Rubén Darío que fue empleado de esta institución. Su sede actual se encuentra en el Palacio Nacional de Cultura y alberga 7,769 títulos y 49,742 volúmenes, entre los que destacan obras patrimoniales bibliográficas en los fondos documentales de la Sala Rubén Darío, el Fondo Nacional y la Hemeroteca Nacional “Manolo Cuadra.
  • La Biblioteca Nacional de Honduras fue fundada en 1880 con el objetivo de recopilar, catalogar, clasificar, conservar y difundir toda la producción documental publicada en el país y en el extranjero.
  • La Biblioteca Nacional Ernesto J. Castillero de Panamá remonta sus orígenes a la mitad del siglo XX y comenzó su andadura con la cesión de diez mil libros pertenecientes a la Biblioteca Colón, además completó sus fondos con colecciones de periódicos, revistas panameñas y libros nacionales.
  • La Biblioteca Nacional de Paraguay se encarga de dar a conocer el patrimonio histórico a los habitantes de la República y a los extranjeros interesados en la historia del Paraguay.
  • La Biblioteca Nacional de Perú se fundó gracias a la iniciativa del General José de San Martín y fue definida como «una de las obras emprendidas que prometen más ventajas a la causa americana» porque se le destinaba «a la ilustración universal, más poderosa que nuestros ejércitos para sostener la independencia». La antigua biblioteca de jesuitas así como las donaciones particulares fueron los principales benefactores de los fondos de la biblioteca.
  • La Biblioteca Nacional de Portugal creada en 1796 fue en sus inicios la Real Biblioteca Pública de la Corte. Guarda, además de su catálogo de libros, más de 50.000 títulos de periódicos y otras publicaciones periódicas, de los cuales 12.000 son títulos portugueses actuales y 240 son extranjeros también en publicación en la actualidad. En la actualidad se adapta a las nuevas tecnologías y ofrece acceso a sus documentos a través de internet. Muestra de su interés por la difusión online es su participación como entidad fundadora de The European Library.
  • La Biblioteca Nacional de Uruguay se fundó en 1815 como una biblioteca pública gracias a donaciones de importantes personalidades del país como Dámaso Larrañaga, José Manuel Pérez Castellano, José Raimundo Guerra, y otras provenientes del convento de San Francisco. En la actualidad es un centro moderno donde los procesos de búsqueda, almacenamiento y recuperación de los datos están automatizados en bases de datos que albergan libros, artículos de publicaciones periódicas nacionales en ciencia y tecnología, fotografías nacionales, mapas...
  • La Biblioteca Nacional de Venezuela se creó en 1833 para promover, planificar y coordinar el desarrollo en Venezuela de un Sistema Nacional de Servicios de Bibliotecas e Información Humanística, Científica y Tecnológica. Sus importantes colecciones se incrementan gracias a diversos proyectos como el llevado a cabo por FUNRES, Fundación para el rescate del Acervo Documental de Venezuela, que permitió recuperar información que existiera en el exterior del país. También se han llevado a cabo otros proyectos especiales para recuperar fondos bibliográficos, documentales y de información sobre Mujer y Familia, Cuenca del Caribe, América Latina y Artes.

Imprimir Imprimir Enviar a un amigo Enviar amigo PDF PDF

Compartir: Delicious Digg Facebook Googlebookmarks Meneame Tecnorati Wikio Yahoo

Publicidad

Publicidad